#CómoSalimosDeEsta

Gobierno peruano amenaza vida y salud de poblaciones indefensas

Minem amplía actividades extractivas sobre territorio de pueblos extremadamente vulnerables.

Publicado: 2014-01-28

Servindi, 28 de enero, 2014.- El ministerio de Energía y Minas aprobó el estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto que amplía las actividades extractivas de hidrocarburos sobre una nueva área de la reserva territorial para pueblos vulnerables en aislamiento y contacto inicial.

La decisión se adoptó el lunes 27 de enero mediante la Resolución Directoral N°035-2014-MEM/AAE luego que el Ministerio de Cultura diera por levantadas sus 37 observaciones al proyecto.

La aprobación del EIA se realiza a pesar de las advertencias formuladas por organismos internacionales de derechos humanos de que dichas actividades pondrán en riesgo la vida y la salud de los habitantes de la reserva.

Dos llamados de atención formuladas por organismos de Naciones Unidas y uno de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) no han sido suficientes para que el Gobierno priorice la vida y salud de los indígenas de la reserva frente al interés económico de extraer gas.

Asimismo, deja de lado las recomendaciones formuladas por el relator especial de las Naciones Unidas, James Anaya quién pidió al Gobierno lleve a cabo un “estudio exhaustivo” de los pueblos indígenas en la zona del proyecto, y “‘no proceder con la propuesta de ampliación sin asegurar previamente y de manera conclusiva la no vulneración de sus derechos humanos.”

El Viceministerio de Interculturalidad -que tiene asignado un rol de defensa de los pueblos indígenas- dio su visto bueno días atrás obviando que está pendiente implementar instrumentos de protección para los pueblos que habitan la reserva territorial.

Por ejemplo, aún no ha cumplido con ejecutar mecanismos como el Plan de Protección y Comité de Gestión de Protección, entre otros, contenidos en la Ley N° 28736, a pesar que el 75 por ciento del Lote 88 está dentro de la reserva para pueblos vulnerables.

La decisión se adopta de forma acelerada y sin esperar que se culmine un nuevo informe que analiza la situación de salud (ASIS) del pueblo Nanti -uno de los pueblos de la reserva- y que es fundamental para de forma actual su condición y riesgos.

La empresa Pluspetrol -que lidera el consorcio a cargo del proyecto Camisea- ha visto mellada su reputación ambiental luego de confirmarse la contaminación ambiental en diversas cuencas amazónicas y que ha motivado se declaren en situación de emergencia ambiental.

El pueblo Nahua en el año 1984 vivió un devastador primer contacto con la empresa petrolera Shell. Entonces, cerca de la mitad de la población murió a causa de diferentes epidemias. Hoy, casi veinte años después, la integridad del pueblo Nanti en contacto inicial se ve nuevamente amenazada a causa de la expansión del proyecto de gas Camisea.


Escrito por

Servindi

Agencia de noticias especializada en temas indígenas y ambientales, con sede en Lima, Perú.


Publicado en

Servicios en Comunicación Intercultural

Comunicación intercultural para un mundo más humano y diverso